Mensaje de bienvenida.

Estimados alumnos, docentes, padres, tutores y comunidad educativa:

Les quiero dar una cordial bienvenida al nuevo ciclo lectivo 2017. Con la misma ilusión, con más experiencia, con energía potenciada comenzamos a transitar un nuevo año escolar. Sean bienvenidos todos: docentes, familiares y alumnos. Estos últimos son el motor de todas las iniciativas y proyectos con los que cuenta la escuela y le dan sentido a lo que hacemos día a día.

Nuestra escuela está lista para recibirlos con todo el entusiasmo propio de quien empieza o retoma proyectos, con las ganas de quien no se rinde y busca un futuro mejor que muchas veces parece muy lejano.

Quienes comienzan primer año sentirán curiosidad, o temor, quizás vean esta etapa con pereza y como una obligación por parte de sus padres pero es momento de comprender que el inicio de la escuela secundaria nos sirve de base para nuestro futuro y encontrar nuestra vocación profesional. Es cierto, habrá cosas que serán un poco más complicadas como aprender a hacerse cargo de sus acciones y las consecuencias de las mismas. Además, tendrán que ir adquiriendo cada vez más autonomía. El vínculo con los profesores será diferente y las exigencias mayores. Pero a cambio, irán adquiriendo mayor independencia y comenzarán a decidir por sí mismos y a convertirse en lo que ustedes decidan ser. Crearán lazos sociales nuevos con profesores y compañeros que mantendrán a lo largo de su vida. Recuerden que el conocimiento es poder y que tener poder conlleva una gran responsabilidad. Sean responsables de su saber.

A quienes empiezan quinto año, les deseo de todo corazón que transiten este último año de escuela secundaria con alegría y con la certeza de que todo cuanto suceda dejará sus huellas. Los hemos acompañado y lo seguiremos haciendo con el mismo compromiso que asumimos al recibirlos hace más de cuatro años.

Agradezco la confianza de los padres, madres y tutores en nuestra institución por habernos elegido para ser quien ilumine a sus hijos en el conocimiento, la moral, los valores y las buenas costumbres.

No dejaré pasar la oportunidad de agradecer a mis colegas quienes trabajan codo a codo conmigo y sostienen el compromiso de este proyecto educativo.

Para finalizar, quiero citar a Malala Yousafzai, una estudiante pakistaní galardonada con el Premio Nobel de la Paz a sus 17 años: “Tomemos nuestros libros y nuestros lápices ya que son nuestras armas más poderosas. Un niño, un maestro, un libro y un lápiz pueden cambiar el mundo”. Anímense a cambiarlo.

Alberto Berazategui 

Rector